Gracias por encontrarme | | Natalia Sánchez Diana

Gracias por encontrarme

Danny se echó a reír. Nicolette se quedó pasmada, mirándole. Se había reído por algo que ella había dicho y la miraba con ojos amables y risueños.

No podía creerse que todo estuviera pasándole a ella. De no ser porque aún sentía el calor en la mano que él había estrechado, estaría cuestionándose seriamente su cordura.

—¿Qué te ha pasado? —preguntó.

—Alguien me ha robado la maleta. Dentro tenía todo: mi documentación, mi pasaporte, mi dinero. Bueno —dijo, metiendo la mano en el bolsillo de su vaquero. Sacó un billete de cinco libras y se lo enseñó a Nicolette—…No puedo pagarme un hotel. Y ni siquiera un taxi.

—¿Y los chicos de tu grupo?

—Han volado a Dublín. Salieron antes porque mañana tienen una boda. Yo tenía otro vuelo. Estaba en la cafetería, componiendo… Cuando he ido a coger un bolígrafo, después de que se marcharan, me he dado cuenta del desastre. Había dejado la maleta a menos de un metro y alguien se la ha llevado.

—¿Lo has denunciado?

—Sí, pero me han dicho que no me haga ilusiones. Al menos, conservo mi móvil y mi guitarra.

—¿Has hablado con alguien…?

—Sí, con mi agente. Lo gestionará todo en cuanto pueda, pero es un… tipo ocupado.

—No te preocupes por el tiempo. Puedes quedarte en mi casa cuanto necesites.

—Muchas gracias, Nicolette. ¿Es ése tu verdadero nombre?

—Sí. Lo es. —Sintió que se sonrojaba de nuevo.— Tengo el coche en el parking. Estarás cansado.

—Sí. Vamos.

Antes de que atravesaran las puertas, él dijo su nombre y ella le miró.

—Gracias por encontrarme —dijo él.

Pin It

Copyright © 2017 Natalia Sánchez Diana. Todos los derechos reservados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *