El último pedazo | | Natalia Sánchez Diana

El último pedazo

El café cae en la taza, como una cascada de agua turbia, mientras dedico mi primer pensamiento a Oliver, preguntándome si no soy más que una de las lunas que realizan la órbita alrededor de su planeta.

Tengo el corazón en un baúl lleno de miedos.

No es un corazón entero, solo un trozo, el único superviviente después de tantas tormentas emocionales.

Este único trozo ya no puedo entregarlo. Por si acaso esto va mal, por si acaso, el desamor llega y tengo que salvarme.

Oliver me abraza por detrás y besa mi cuello mientras susurra un “Buenos días”.

Y yo me digo que hace ya tiempo que es el dueño del último pedazo de mi corazón. Que ojalá no lo destruya.

Pin It

Copyright © 2017 Natalia Sánchez Diana. Todos los derechos reservados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *