Dorian – Microrrelato | | Natalia Sánchez Diana

Dorian – Microrrelato

dorian

Dorian, con sus ojos color miel y su pelo oscuro, y sus brazos fuertes y su aroma a cedro y a cerveza me abraza mientras bailamos.

Y entonces lo dice.

—Te quiero, Nana.

Me deshago de su abrazo con brusquedad y busco su mirada. En ella veo la verdad.

Salgo del pub a toda prisa. Fuera llueve, como si las gotas de lluvia quisieran un papel protagonista en cada acto importante de mi vida.

La jodida lluvia acentúa todas y cada una de las sensaciones que me invaden y el desconcierto parece multiplicarse con cada gota que cae sobre mi cuerpo. Lloro.

Llanto de niña, que se transforma en llanto con hipo. Llanto por Oliver, que me ha abandonado. Llanto por Dorian que dice me ama y al que yo le he hecho daño desmesuradamente convirtiéndole en mi confesor.

Dorian, que dice mi nombre.

Dorian, que me tiende el abrigo con manos temblorosas. Lo cojo y me lo pongo, sin darle importancia al hecho de que pueda empaparse también.

Él hunde las manos en los bolsillos de sus vaqueros y baja la mirada.

 —Lo siento, Dorian, si hubiera sabido que me querías no te habría contado todo lo que sentía por Oliver.

 —Esa es la razón por la que nunca te dije nada. Me daba igual que cada una de tus palabras fueran acerca de él, yo no quería que bajo ningún concepto, me privaras de ti, de esa fragancia que me hace perder la razón cada vez que te tengo cerca, de esa forma que tienes de mirarme…. Si confesar mis sentimientos significaba perderte, prefería callarme.

—¿Y por qué me lo has dicho ahora?

— Porque él está con otra, Nana.

Obra registrada en Safe Creative.
Todos los derechos reservados.
Esta obra está protegida por las leyes de copyright y tratados internacionales.

 

Pin It

Copyright © 2016 Natalia Sánchez Diana. Todos los derechos reservados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *