Natalia Sánchez Diana. Escritora. Novela Romántica

La colisión de nuestros destinos (fragmento)

“Ella también se permitió observarle. Las capas de ropa se habían adherido a su cuerpo, marcando los músculos que ella había visto brevemente en Peñíscola, cuando él había abierto la puerta de la habitación.

¡Cómo habían cambiado las cosas desde ese momento! Todo parecía haberse amplificado. Todo lo que él le hacía sentir se había vuelto inmenso, envolvente y complejo.

—Joanna…

Incluso la forma de pronunciar su nombre había cambiado, parecía conjurarla, atraerla más y más…

Sentía que no podía resistirse por más tiempo. No quería. En realidad. ”

 

La colisión de nuestros destinos

 

Imagen de Oskar Krawczyk (Unsplash)

Pin It

Amor de humo y algodón. A la venta en abril

SINOPSIS:

La vida de Sophie, hija del conde Samuel Hastings, cambia cuando descubre que su tío, dueño de un molino de algodón en Manchester, ha sido asesinado.

Aprovechando el parecido entre su padre y su tío Byron, éste les deja escrito un plan para que suplanten su identidad y averigüen quién le ha matado.

Para ello, tendrán que relacionarse con los seis molineros más poderosos y descubrir sus intrigas, mientras se ven envueltos en las luchas sindicales del movimiento obrero.

Sophie no sabrá en quien puede confiar, pero su corazón tal vez sí.

Aaron Wright, dueño de una mina de carbón, es un hombre rico, solitario y frío. Es socio del doctor Byron y se ha convertido en el patrono del molino Hastings-Wright. Por ahora, solo le han interesado los negocios, dejar atrás su pasado en África y mantener su vida íntegra y puritana.

Pero cuando conozca a una joven aristócrata valiente que no quiere casarse, su corazón se cuestionará las decisiones del futuro.

¿Qué pasará cuando la pasión sea más fuerte que el pasado, que el futuro y que la muerte?

Pin It

La colisión de nuestros destinos

A la venta  aquí en la web de la editorial Sar Alejandría

En la casa del Libro

En El Corte Inglés

SINOPSIS:

Joanna, administradora de un blog y booktuber, no quiere saber nada del amos fuera de las páginas de las novelas. Emmanuel Deschamps es el futbolista revelación de la temporada y tiene fama, dinero, el mundo a sus pies y un corazón roto.

No tienen nada en común. Ella no tiene ni idea de fútbol. Él no sabe nada de literatura.

Pero Joanna tiene que hacerle una entrevista  para la promoción de su autobiografía.

Él no aparece.

Al encontrarse, él descubrirá que no toda la gente se rinde a su magnetismo.

¿Existe el destino?, ¿Puede unir a dos personas opuestas? ¿Qué pasará cuando dos mundos tan distintos colisionen?

 

Pin It

El amor con heridas

-¿Qué hizo que dejaras de amarla?

-Ya no quedaba pasión -dijo él, con sonrisa de luna -Y sin pasión… Había paz, pero estábamos vacíos en habitaciones destartaladas, solitarias. Ya ni siquiera me atrevía a tocarla.

Y mientras habla de aquel amor que había acabado, me doy cuenta de que es como si quisiera castrar su pasado, obviarlo hasta el punto de que no hubiera existido nunca. Porque mi mirada se tiñe de obscenidad, como si me adentrara en un terreno vedado que no me pertenece.

Y me siento una intrusa en un paraíso lleno de cerraduras y mirillas que me invitan a mirar de forma clandestina en su pasado.

-No me gusta hablar del pasado -dice, devolviéndome a la realidad.

-¿Por qué?

-Porque he sentido miedos que no son míos.

Trago saliva, invadida por un terrible nerviosismo.

-¿Sí?

-Miedos que yo antes no conocía. Miedos sobre las heridas de amor y el amor con heridas.

– ¿No es lo mismo? -pregunto, a sabiendas de que conozco  la respuesta.

-No… Las heridas de amor las sufrimos a lo largo del desarrollo del ecosistema afectivo de nuestra vida. Son en cierto modo, inevitables. El amor con heridas es de lo peor que te puede pasar. Es como… Si sólo conocieras el lado malo del amor. Un amor que duele, que lo convierte todo en algo feo, que te arrebata las palabras.

– ¿Y cómo se puede huir de ese amor?

– Esta ciudad es un buen lugar para empezar -Me sonríe.

Y comprendo que este amor va de ser esos que dejan grandes heridas.

Pin It